9.9.09

EL TORO DE LA VEGA



Viendo que se acerca el día de una de las barbaries de España, dedico este espacio hoy al Toro de la Vega, un animal que es matado con ensañamiento en lo que algunos llaman fiesta.

El martes 15 de septiembre tendrá lugar en Tordesillas (Valladolid) una nueva edición de la tradicion conocida como El Toro de la Vega, en la que la diversión consiste en soltar a un toro en las cercanías de la ciudad, siendo
el animal perseguido por cientos de hombres que a pie o a caballo armados con lanzas acosan al animal y se las clavan hasta darle muerte.



Se obliga a este animal a correr para cruzar el puente, mientras le clavan lanzas, y cuando llega a la vega del otro lado del río, ya se le pueden dar lanzazos mortales; antes, sólo lanzazos para herirlo y/o atravesarlo. Cuando cae, el autor del teoríco ataque mortal, tiene derecho a cortarle los testículos y, aunque ya no está bien visto (¿?), a pasearlos clavados en la punta de su lanza. Como premio, el Ayuntamiento le da una insignia de oro y una lanza de hierro forjado.

Es muy difícil imaginar qué tipo de intelecto humano, enfermo y retorcido, puede disfrutar con esta práctica, casi psicópata donde las haya. Es más difícil aún poner todo este paquete sádico debajo de la alfombra de la cultura. ¿A dónde vamos en este país con estas tradiciones miserables? Imagínate entre ese gentío vociferante, ante un animal sangrando lleno de heridas, acribillado, mugiendo de dolor y de espanto.



Que sea una celebración matar un toro a lanzazos y arrancarle los testículos para rendir honores a la Virgen de la Peña... La Virgen debe sentirse muy honrada con esta ofrenda, porque se la repiten cada año desde hace varios siglos. El espectáculo está "regulado" por el Ayuntamiento de Tordesillas, es decir, está prohibido matarlo antes de tiempo y usar vehículos con motor, menos mal, ¿eh? En fin, una veguenza nacional.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada