6.8.09

64 AÑOS DE HIROSHIMA



Hoy hagamos un poco de examen de conciencia esperando que nunca más vuelvan a suceder cosas como esta, aunque desgraciadamente sigamos a día de hoy envueltos en guerras y desastres que nosotros mismos hacemos. Pensemos un poco hacia donde vamos y si merece la pena pasar por todo ello...

Hace 64 años una masacre cobró forma. El 6 de agosto de 1945 la aviación estadounidense lanzaba el primer bombardeo atómico de la historia sobre la población civil de la ciudad japonesa de Hiroshima en el final de la Segunda Guerra Mundial.

La ofensiva causó la muerte de cerca de 140.000 personas. No obstante, esta cifra ha ido ascendiendo hasta superar actualmente los 258.300, debido a enfermedades causadas por la radiación. Tres días después se repetía este mismo ataque sobre Nagasaki.

Este jueves, miles de personas se han congregado en el Parque de la Paz de Hiroshima para guardar un minuto de silencio por las víctimas a la misma hora de la tragedia -las 8.15 de la mañana, hora local (23.15 GMT del miércoles)-, según la agencia local de noticias 'Kyodo'.

Durante la ceremonia de esta conmemoración, el alcalde de Hiroshima, Tadatoshi Akiba ha abogado en su discurso por la abolición global de las armas nucleares.

"Apoyamos al presidente [Barack] Obama y tenemos la responsabilidad moral de abolir las armas nucleares", declaró Akiba. "Por esto, nos autodenominamos a nosotros y a la mayoría del resto del mundo como 'Obamayoría', e instamos a unir fuerzas para eliminar las armas nucleares para 2020", dijo el japonés, que es además presidente de la asociación Alcaldes por la Paz.

Al acto acudió también el primer ministro japonés, Taro Aso, que participó en esta ceremonia y posteriormente firmó un acuerdo en el que reconoce oficialmente a 306 personas que sufren enfermedades derivadas de la radiación como víctimas de las bombas nucleares, algo que las asegura medidas de alivio aún sin especificar.


El alcalde de la localidad catalana de Granollers, Josep Mayoral i Antigas, que será nombrado próximamente como vicepresidente de Alcaldes por la Paz, también participó en este acto. "El daño de este tipo de acontecimientos está vivo y se transmite de padres a hijos. Queremos recordar a toda la gente que ha perdido la vida de la manera más indignante", aseguró Mayoral.
Por su parte, el nicaragüense Miguel d'Escoto Bockmann, presidente de Asamblea General de las Naciones Unidas y sacerdote católico, también estuvo presente y aprovechó para pedir perdón a las víctimas de Hiroshima porque el piloto del Enola Gay que lanzó la bomba sobre la ciudad japonesa era católico.

"En el nombre de mi Iglesia, pido vuestro perdón", dijo d'Escoto durante la ceremonia.

Actualmente cerca de 235.569 personas sobreviven en Japón a las bombas atómicas de Hiroshima y la lanzada tres días después en Nagasaki, 8.123 menos que el año pasado, según datos del Ministerio de Sanidad nipón.

30.000 cabezas nucleares
En este trágico aniversario la asociación ecologista, Greenpeace, también se ha pronunciado para subrayar la "amenaza" que aún suponen las armas nucleares y destacar que siguen existiendo casi 30.000 cabezas nucleares activas en el planeta.

"Aunque hayan pasado 64 años, no se pueden olvidar" los "experimentos" con los que los Estados Unidos probaron estas armas y "trataron de demostrar su superioridad política y militar en el mundo", ha afirmado el responsable de la campaña anti-nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo.

"Hay que hacer todos los esfuerzos necesarios, que son muchos, para acabar con esta amenaza", concluyó Bravo, que también alertó de los esfuerzos de países como Irán "por convertirse en potencias nucleares".
Ojalá nunca volvamos a ver imágenes como estas...

Fuente: El Mundo

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada