19.2.10

AMOR

ERAN LAS 8,30 HORAS CUANDO UN SEÑOR DE UNOS 80 AÑOS LLEGÓ AL HOSPITAL PARA QUE LE SACARAN LOS PUNTOS DE SU PULGAR.
EL HOMBRE DIJO QUE ESTABA APURADO YA QUE TENÍA UNA CITA A LAS 9 HORAS.

MIENTRAS LE HACÍA LAS CURACIONES, LE PREGUNTÉ SI TENÍA CITA CON OTRO MÉDICO, YA QUE LE VEÍA MUY APURADO.
ME DIJO QUE NO, QUE NECESITABA IR AL GERIÁTRICO PARA DESAYUNAR CON SU ESPOSA.
LE PREGUNTE ENTONCES SOBRE LA SALUD DE ELLA..

A LO QUE EL RESPONDIÓ QUE ELLA HACÍA TIEMPO QUE ESTABA ALLÍ, YA QUE PADECÍA ALZHEIMER.
LE PREGUNTÉ ENTONCES SI ELLA SE ENFANDARÍA SI LLEGABA UN POCO TARDE.

EL HOMBRE RESPONDIÓ QUE ELLA NO SABÍA QUIÉN ERA ÉL, HACÍA CINCO AÑOS QUE NO PODÍA YA RECONOCERLE.
SORPRENDIDO ENTONCES LE PREGUNTÉ, Y USTED SIGUE YENDO CADA MAÑANA, AÚN CUANDO ELLA NO SABE QUIÉN ES USTED.

EL HOMBRE SONRIÓ Y ME ACARICIÓ LAS MANOS.
“ELLA NO SABE QUIÉN SOY, PERO YO AÚN SE QUIÉN ES ELLA”

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada