22.11.09

JEFE DE LA POLICÍA LOCAL

Esta noticia es genial, y no digo nada sobre ella porque sobran las palabras, hay que tener cara dura, y solo se me ocurre un...¡Viva Fidel Álvarez! Pensionistas así son los que necesitamos, y ya era hora de que no solo fuésemos los ciudadanos de a pie los multados. ¡Bravo!

Las diferencias entre el Sindicato de la Policía Local (SIPLA) y el jefe de este cuerpo de seguridad en Avilés, abiertas hace una semana al ordenar éste retirar los vehículos particulares de los agentes delante del cuartel, vivieron ayer un nuevo episodio en el que el nivel de enfrentamiento subió un escalón más, aunque en este caso por la intervención de una persona que asegura que es ajena a las dos partes enfrentadas.
A las doce menos cuarto de la mañana de ayer, en el espacio reservado a la Policía Local delante del Suárez Puerta sólo se veía un coche patrulla y otro vehículo sin ningún tipo de distintivo que lo relacionase con la Policía.
Fue entonces cuando Fidel Álvarez, un guardia civil jubilado, entró en las dependencias policiales acompañado por un notario con la intención de presentar lo que se denomina una «denuncia voluntaria». Cualquier particular puede denunciar una infracción de tráfico que observe haciéndoselo saber a un agente, que será el que rellene el formulario correspondiente, con la diferencia de que como denunciante no figurará el agente, sino el nombre de la persona que señale la infracción. Y esto fue lo que hizo Fidel Álvarez con el vehículo particular aparcado en el espacio reservado a la policía.

Pero además, sabiendo que en este tipo de denuncias la presunción de inocencia se lleva hasta el extremo y si el denunciado niega los hechos, estos se archivan, el guardia civil jubilado se hizo acompañar de un notario que levantó acta de la situación en que se encontraba el vehículo, aparcado delante de la señal que indica que el espacio está reservado a la Policía Local. Además, el notario también dio fe de la denuncia voluntaria interpuesta por Fidel Álvarez.
El ex guardia civil explicó posteriormente su decisión y que el coche que había denunciado era el del jefe de la Policía Local, Eloy Benito Calzón. Según indicó, había tomado esa decisión tras leer la noticia sobre las diferencias entre los agentes y el jefe de policía por el aparcamiento. «Si hay una orden de que los vehículos particulares no aparquen delante del cuartel, tiene que cumplirse por todos», mantiene.
Además, aseguró que ahora se personará en el Ayuntamiento y como persona interesada en el expediente de sanción se encargará de seguir su tramitación y conocer si se abona la multa o bien si se archiva el expediente.
Fuente: La voz de Avilés

2 comentarios:

  1. Excelente blog, nos gustaría que dieras de alta tu blog en nuestro directorio de blogs www.guiaempresas.info ; Saludos

    ResponderEliminar
  2. Tontería como una catedral. El jefe de policía no tiene mas que alegar que utiliza su coche particular como coche oficial para no utilizar uno del cuerpo y punto. dado que un jefe tiene disponibilidad 24 horas, asunto arreglado, menuda tontería del denunciante que solo busca hacerse notar y un protagonismo inmerecido, un tontolaba, vamos.

    ResponderEliminar